Luce tu cuello

Luce tu cuello

Un cuello estilizado y firme, es sinónimo de juventud y elegancia, por ello, al igual que el escote, requiere cuidados y atención especiales. La piel que recubre el cuello es mucho más delgada que el promedio de grosor del resto del cuerpo, es escasa en glándulas sebáceas, y melanina, por lo que la capacidad de auto-protección es muy baja. A pesar de que, debido a estos factores esta zona envejece más rápido que el resto de la piel, podemos recuperar su belleza natural con sencillos y prácticos consejos.

¿POR QUÉ ENVEJECEMOS?

Desde tiempos inmemoriales, hombres y mujeres de todas culturas, han buscado el secreto de la eterna juventud.
Desde el punto de vista celular, el proceso de deterioro comienza alrededor de la segunda década de vida, aunque los efectos empiezan a ser notorios alrededor de los 30.
Son muchos los factores que contribuyen a este deterioro, desde el estilo de vida, la alimentación, nuestro entorno, emociones, accidentes y enfermedades, posturas inadecuadas, hasta la falta de cuidados estéticos apropiados.
El rostro pierde su esplendor con el paso de los años, la piel pierde firmeza, forma líneas de expresión y arrugas. Incluso la morfología se va modificando como cosecuencia del desgaste de los tejidos de soporte: el sistema óseo pierde densidad, el tejido muscular sufre laxitud, y la piel va espaciando el proceso natural de renovación celular.
El envejecimiento biológico, está ligado al proceso oxidativo originado por la producción de radicales libres. La red de sostén formada por proteínas fibrosas tales como colágena, elastina y reticulinas va debilitandose.

CONOCE TU CUELLO.
Es fundamental conocer las características anatómicas y fisiológicas de esta área tan especial.

Antropomorfología del cuello.

Conocer la forma y proporción de nuestro cuello, nos permitirá destacarlo, mediante algunas técnicas y disciplinas sencillas.

A través de la Historia artistas, diseñadores y arquitectos, se han dado a la tarea de comprender la percepción de la Belleza. Aunque dicho concepto tiene un carácter subjetivo, también es un valor que puede determinarse matemáticamente. Términos como proporción, armonía y equilibrio formaron la base fundamental de estos estudios.

El escultor Policleto, fue el primero en exponer su concepción de belleza , estos conceptos fueron aplicados en Grecia Clásica y posteriormente en Roma, donde el Arq. Vitrubio ( Siglo I A.C) los emplea variando la proporción al dividir el cuerpo en ocho partes del tamaño de la cabeza. A él se deben los dibujos, reproducidos por Leonardo da Vinci, el hombre parado con los brazos en cruz.

En la edad media el matemático Fibonacci, esclarece el ritmo matemático de la proporción. Leonardo da Vinci la nombra Sección aurea y la aplica en sus obras, difundiendo este concepto en el mundo renacentista. Alberto Durero y Miguel Angel emplearon la sección áurea como elemento de perfección y belleza.

Gracias a estos artistas, podemos evaluar la proporción y armonía de nuestras formas tanto en rostro, como en el resto del cuerpo. Para fines prácticos de este tema en particular, consideraremos como medida proporcional armónica, 1/3 del largo del cánon general ( 1/7 de la altura total del individuo), tomada desde la horquilla esternal, hasta la base de la borla del mentón. Por ejemplo en el caso de una persona con altura de 1.60, el “canon” es 22.9 cm., por lo tanto la altura del cuello proporcional debe ser 7.7 cm. De aquí determinamos si se trata de un cuello largo o uno corto. El ancho se obtiene al multiplicar por 1.5 el perímetro del tobillo. Volviendo al ejemplo, si el tobillo mide de perímetro 18 cm., el cuell deberá tener un perímetro de 27 cm.Conociendo nuestro tipo de cuello, podremos crear efectos ópticos con escotes, accesorios y maquillaje.

Deterioro de cuello y escote
Para conocer la calidad y edad biológica de nuestro cuello, es importante auto-analizarnos de manera objetiva.:
• Los primeros signos de envejecimiento, muestran pérdida de firmeza y luminosidad, como consecuencia del deterioro de las proteínas de sostén.
• El borde sub-maxilar, pierde definición.
• La piel excesiva y tejido adiposo, forman la “papada” o doble mentón.
• Aparecen líneas, arrugas y pliegues transversales,
• La natural falta de hidratación en esta zona, se hace más evidente debido a modificaciones hormonales.
• Aparecen discromias provocadas por exceso de células córneas, por disfunción de la melanina y por la modificación de capilares en la superficie cutánea.

SECRETOS DE JUVENTUD PARA TU CUELLO.

Ejercicios para mantener un cuello impecable.
La disciplina y constancia en los cuidados adecuados de nuestra piel, se traducirán en un tejido luminoso, firme y con aspecto juvenil.
Esta sencilla rutina es recomendable realizarla todos los días en ciclos de cinco repeticiones. Iniciar siempre con respiraciones en ciclos de cuatro.
1. Movimiento ascendente y descendente
2. Laterales
3. Circulos amplios en ambos sentidos.
4. Alargar lo más posible el maxilar inferior en sentido ascendente
5. Giro lateral repitiendo No.4
6. Giro de hombros alternado

La alimentación perfecta.
Los alimentos que ingerimos diariamente, determinan nuestra salud y la calidad de nuestra piel. Nuestro cuerpo está formado por 100 billones de células, cada una de las cuales necesita alrededor de cuarenta nutrientes para mantenerse a la perfección.
Seleccionar alimentos adecuados nos permitirá retrasar el proceso de envejecimiento y alargar nuestra juventud.
Los siguientes consejos son una guía sencilla enfocada a la belleza de nuestra piel, en especial cuello y escote:

• Toma un vaso de agua pura en ayunas, te ayudará a desintoxicarte.
• Ingiere cuatro frutas y verduras al día por sus propiedades anti-oxidantes, su contenido en fibra y sus nutrientes. De preferencia orgánicos,
• Limita la ingesta de carne a tres veces a la semana, prefiere pez o carne blanca.
• Limita el azúcar refinada.
• Incrementa el consumo de agua natural a 8 vasos al día. Energetízala!
• Consume germinados o brotes.
• Toma zumos naturales recién preparados.
• Elige Té en vez de café, (en especial te verde)
• Frutos secos: excelentes para la piel, consúmelos naturales y sin pelar. Contienen proteínas, grasas poliinsaturadas, vitaminas, calcio, magnesio y omega3 y 6.
• Haz de IMEDEEN tu mejor aliado en la conquista de tu juventud.

Aplicación adecuada de productos para el cuidado de la piel.
La piel del cuello requiere los mismos cuidados que el resto de nuestra piel, con la observación de que los movimientos de limpieza deberán realizarse en pequeños círculos, y las manipulaciones de aplicación de producto en sentido descendente. Podemos aprovechar la aplicación de producto para moldear la base del cuello y la línea sub-maxilar.

• Diario. Mañana: Limpiar, humectar y proteger.
• Diario. Noche: Demaquillar, limpiar y nutrir.
• Una vez a la semana: Exfoliación facial y mascarilla.
• Una vez cada quince días: Tratamiento facial en cabina.
• Cada seis meses: peeling, lifting, electro-terapia, mesoterapia…etc.

Destaca tu cuello con secretos que solo tú sabrás.
Para un cuello ancho, el uso de escotes en “V” o en “U”, así como collares largos vistosos, permitirá un equilibrio visual. Deberá prescindir de hombreras, cuellos de tortuga, mao, etc. El cabello recogido o corto, siempre será mejor. El efecto de maquillaje claro-oscuro permite siempre un buen efecto óptico.

Para un cuello largo, el escote alto será más indicado, puede usar gargantillas, cintillas o mascadas. El cabello largo y aretes cortos son más indicados.

RESUMEN:
DIEZ PASOS PARA CONQUISTAR LA JUVENTUD DE TU CUELLO

1. Conoce tu cuerpo: Destaca tus cualidades y oculta tus defectos, tómate unos minutos para auto-observarte y sacarle partido a tu imagen.
2. Aprende los mecanismos naturales de envejecimiento y como frenarlos.
3. Haz ejercicio…veinte minutos al día te aseguran salud y belleza.
4. Elige concientemente tus alimentos, busca productos orgánicos o silvestres.
5. Toma suficiente agua.
6. Incrementa el consumo de oxígeno por medio de respiración conciente.
7. Mantén una actitud mental positiva y entusiasta.
8. Reconcíliate con el espejo…ama tu imagen.
9. Logra un sueño reparador. Haz una sencilla rutina de relajación antes de dormir para ordenar tus pensamientos y disponerte al descanso.
10. Elige productos cosméticos de calidad y pon tu rostro solo en manos de profesionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.